Consenso SOCHOG/SOCHUMB: Utilizar en Chile la curva estándar OMS ultrasonográfica de crecimiento fetal

La Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología (SOCHOG) y la Sociedad Chilena de Ultrasonido en Medicina y Biología (SOCHUMB) convocaron a un comité de expertos en el tema de ultrasonido y crecimiento fetal con el fin de proponer utilizar la curva fetal que mejor se adapte a la población chilena. Luego de la discusión, al no contar con curvas chilenas de crecimiento fetal, se concluye proponer que la curva estándar de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sería la indicada dada la calidad de su metodología y por ser multicéntrica.

REVISA EL ARTÍCULO AQUÍ

La tarea inicial y fundamental de cualquier examen ultrasonográfico es la biometría fetal. Sabemos hace años los riesgos asociados a la restricción del crecimiento fetal (RCF) y a la macrosomía fetal (Grandes para la edad gestacional o GEG). El problema es saber que metodología usaremos para medir al feto, por un lado, y a que tablas compararlo por el otro. Lo óptimo es tener una sensibilidad y especificidad adecuadas para que no sub diagnostiquemos fetos pequeños de mayor riesgo o macrosómicos, así como no sobre diagnosticar fetos sin problemas.

Con respecto a la medición fetal, hay bastante consenso en aplicar una fórmula de estimación de peso fetal basado en perímetro craneano, abdominal y longitud del fémur (HADLOCK 3)(1). Quizás se debe enfatizar las características técnicas ultrasonográficas de medición para obtener mediciones confiables y comparables.

Más complejo ha sido establecer contra que curva de referencia comparar esa medición.

Enormes esfuerzos se han hecho, tanto del mundo pediátrico como en el perinatal, para elaborar dichas referencias. Podríamos resumir estos esfuerzos de acuerdo con su metodología:

  • Tablas generales elaboradas con mediciones de peso pediátrico real al nacer en distintas edades gestacionales. Es el caso en Chile de las tablas de Juez (2), González (3) y Alarcón-Pittaluga (4)
  • Tablas generales originadas de mediciones ultrasonográficas. Dentro de las chilenas destacan las de Vaccaro (5), Lagos (6) y Astudillo (7)
  • Customización de la tabla referencial basada en subgrupos a la cual los padres califican: Raza, peso y talla, sexo fetal, paridad etc. Notable es el esfuerzo nacional hecho por el Dr. Rudecindo Lagos disponible en www.crecimientofetal.cl.
  • Customización de valores basados en la curva de crecimiento individual de gestaciones pasadas: Se consideran al menos 2 gestaciones previas de esos mismos padres (historia obstétrica individual) (8)
  • Customización comparando el crecimiento previo del mismo feto: Se compara el crecimiento fetal con respecto a las mediciones anteriores del mismo feto en el mismo embarazo. (8)

Posterior a la elaboración y selección de las tablas con sus percentiles, las aplicaremos a nuestra población y veremos cual tendrá la mejor sensibilidad y especificidad diagnóstica para RCF y GEG, privilegiando la sensibilidad en RCF por ser los fetos con mayor morbimortalidad.

Este consenso de expertos pretende analizar lo disponible al momento y sugerir la mejor tabla que se adapte a la población chilena considerando los factores antes mencionados.

Finalmente, es necesario considerar que el peso fetal forma parte de una evaluación mas integral del feto y la madre para la toma de decisiones en el manejo clínico de patología. (9)

Será labor nuestra evaluar la aplicación de la sugerencia de los expertos en los resultados perinatales posteriores en nuestra población específica.

 

Por Dr. Víctor Anatoly Dezerega Petoohoff.

Ginecólogo-Obstetra. Especialista en Medicina Materno-Fetal. Kings College Hospital. Londres. U.K.
Profesor Asistente Adjunto. Ginecología y Obstetricia. Facultad de Medicina UDD
Medico Staff Clínica Alemana de Santiago
Director de Sociedad Chilena de Ultrasonido en Medicina y Biología SOCHUMB

 

Referencias Bibliográficas

  • Hadlock FP, Harrist RB, Sharman RS, Deter RL, Park SK. Estimation of fetal weight with the use of head, body, and femur measurements — a prospective study. Am J Obstet Gynecol. 1985;151:333-337.
  • Juez G, Ventura-Juncá P, Lucero E. Crecimiento intrauterino en un grupo seleccionado de recién nacidos chilenos. Rev Med Chile. 1984;112:759-64.
  • González RP, Gómez RM, Castro RS, Nien JK, Merino PO, Etchegaray AB, et al. Curva nacional de distribución de peso al nacer según edad gestacional. Rev Med Chile. 2004;132:1155-65.
  • Milad M, Novoa JM, Fabres J, Samamé MM, Aspillaga C. Recomendación sobre curvas de crecimiento intrauterino. Rev Chil Pediatr. 2010;81:264-74.
  • Vaccaro H. Curva de crecimiento fetal. Rev Chil Obstet Ginecol. 1991;56:353-8.
  • Lagos R, Espinoza RG, Echeverría PG, Douglas GC, Sepúlveda DJD, Orellana JJ. Gráfica regional de crecimiento fetal normal. Rev Hosp Matern Infant Ramon Sarda. 2002;21:3-10.
  • Astudillo J, Yamamoto M, Carrillo J, Polanco M, Hernández A, PedrazaD, et al. Curvas de biometría fetal con edad gestacional determinada por ecografía de primer trimestre. Clínica Alemana de Santiago. Rev Chil Obstet Ginecol. 2008;73:228-35.
  • Grantz K. Fetal Growth Curves: Is There a Universal Reference? Obstet Gynecol Clin North Am 2021 June 48(2): 281-296.
  • Salomon LJ, Alfirevic Z, da Silva Costa F, Deter RL, Figueras F, Ghi T, et al. ISUOG Practice Guidelines: ultrasound assessment of fetal biometry and growth. Ultrasound Obstet Gynecol. 2019;53:715-723.